Los 6 errores más comunes al seleccionar y usar brochas de maquillaje

DDaniela 18 de noviembre de 2023 7:07

A todas nos encanta lucir un maquillaje perfecto y profesional, y un paso clave para lograrlo es la correcta selección y uso de las brochas de maquillaje. Aunque parezca sencillo, muchos cometen errores al seleccionar y usar sus brochas de maquillaje que pueden afectar el resultado final. Aquí te presentamos los 6 errores más comunes y cómo puedes evitarlos.

1. Usar la brocha incorrecta

Este es uno de los errores más comunes. Cada brocha de maquillaje tiene un propósito específico, y usar la incorrecta puede dar lugar a un maquillaje desordenado. Por ejemplo, las brochas de polvo suelen ser más grandes y esponjosas para distribuir el producto de manera uniforme, mientras que las brochas para sombras de ojos son más pequeñas y precisas.

2. No limpiar las brochas regularmente

Las brochas de maquillaje pueden acumular bacterias, lo que puede provocar brotes de acné y otras infecciones de la piel. Es importante limpiar tus brochas regularmente para mantenerlas en buen estado y evitar problemas de piel. Por lo general, deberías lavar tus brochas cada 1-2 semanas, aunque esto puede variar dependiendo del uso que les des.

3. Aplicar demasiado producto

Si aplicas demasiado producto de una vez, puede ser difícil de difuminar y puede dar lugar a un look muy pesado. En lugar de esto, es mejor aplicar el producto poco a poco, construyendo la intensidad deseada. Recuerda, siempre puedes añadir más, pero es más difícil quitar producto una vez que está en tu piel.

4. No cambiar las brochas con regularidad

Las brochas de maquillaje no duran para siempre. Con el tiempo, las cerdas pueden empezar a caerse y la brocha puede dejar de funcionar correctamente. Si notas que tu brocha no está aplicando el producto como solía hacerlo, es hora de cambiarla.

5. No tener en cuenta el tipo de piel

El tipo de piel puede influir en la elección de las brochas. Por ejemplo, las personas con piel seca pueden preferir brochas de pelo natural, ya que son más suaves y menos propensas a exfoliar la piel. Por otro lado, las personas con piel grasa pueden preferir brochas sintéticas, ya que son más fáciles de limpiar y menos propensas a albergar bacterias.

6. No almacenar correctamente las brochas

Si no almacenas tus brochas correctamente, pueden dañarse y perder su forma. Es mejor almacenarlas en un lugar seco y evitar aplastar las cerdas. También, recuerda siempre dejarlas secar completamente después de lavarlas antes de guardarlas.

A continuación, te dejo una tabla resumen con los errores y sus soluciones para tenerla siempre a mano:

Error Solución
Usar la brocha incorrecta Aprende para qué sirve cada brocha
No limpiar las brochas regularmente Limpia tus brochas cada 1-2 semanas
Aplicar demasiado producto Aplica el producto poco a poco
No cambiar las brochas con regularidad Cambia tus brochas cuando empiecen a caerse las cerdas
No tener en cuenta el tipo de piel Elige brochas según tu tipo de piel
No almacenar correctamente las brochas Guarda tus brochas en un lugar seco y déjalas secar completamente después de lavarlas

Espero que estos consejos te ayuden a evitar estos errores comunes y a sacar el máximo partido a tus brochas de maquillaje.

Más artículos

Ver también

Aqui hay algunos artículos interesantes en otros sitios de nuestra red.